Buscador
Ecoeficiencia
Feb 17, 2020

Con la aplicación de buenas prácticas de ecoeficiencia, Ecopetrol contribuye al compromiso internacional firmado por Colombia el primero de febrero de 2013, de acuerdo con el cual el país se convirtió en miembro de la Plataforma para una industria ecológica; un mecanismo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para promover el desarrollo sostenible de los gobiernos e industrias.

Las buenas prácticas de ecoeficiencia permiten a Ecopetrol producir más, consumiendo menos recursos y generando una reducción progresiva de riesgos e impactos ambientales en las operaciones y proyectos.

La gestión de energía se orienta a optimizar las fuentes, usos y costos de energía, de manera confiable y sostenible.

Para ello, Ecopetrol lleva a cabo las siguientes iniciativas: i) programa de eficiencia energética; ii) optimización de la matriz energética por mérito económico (expansión de capacidad instalada, reutilización del gas de quemas, contratación de activos de generación dedicados e incorporación de fuentes renovables); iii) mejoramiento en la competitividad de la autogeneración; iv) optimización del planeamiento eléctrico y aprovechamiento de sinergias con empresas del Grupo Ecopetrol, y v) participación en el mercado mayorista a través de la comercialización directa de energía.

La gestión toma en consideración la diversificación de la matriz energética de la empresa y está orientada a alcanzar la autosuficiencia energética a través de: la utilización de la infraestructura operativa de las empresas del Grupo Ecopetrol, el acceso a fuentes de combustibles y la incursión progresiva en fuentes no convencionales de energía renovable.

Lo anterior con foco en la generación en regiones donde estas tecnologías sean competitivas en costos, en comparación con la compra al Sistema de Transmisión Nacional (STN) y con los costos de autogeneración con combustibles fósiles.

En 2018, Ecopetrol abasteció el 35% de su demanda de energía eléctrica a partir de compras al STN y 65% mediante autogeneración.

Balance de energía

El balance de energía eléctrica de Ecopetrol es el resultado del cruce de la oferta con la demanda de energía. Incluye la autogeneración, compra y venta de energía realizada por la empresa en los segmentos de producción, transporte y refinación.

En el segmento de producción, la autogeneración se realizó a partir de gas, fuel oil 4 y 6, GLP y crudo, por un total del 3.036 GWh-año en 2018. La energía comprada fue de 2.414 GWh-año.

En el segmento de refinación, la autogeneración en Bioenergy se realizó con combustible renovable, es decir, con biomasa, por un valor de 105 GWh-año en 2018. Por su parte, en las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena, la autogeneración fue de 1.561 GWh-año a partir de gas y vapor. En paralelo se generaron excedentes desde Reficar y Bioenergy de 117 GWh-año.

Energías Alternativas

Durante 2018 se inició la conceptualización y maduración de pequeñas centrales hidroeléctricas (PCH) y granjas solares. No obstante, ninguna iniciativa fue puesta en servicio durante el año.

Para el cuarto trimestre de 2019 se espera poner en operación la Granja Solar Castilla. Su construcción fue adjudicada en noviembre de 2018, con una capacidad de 20 MW.

En 2018 se inició el desarrollo del Programa de eficiencia energética del Grupo Ecopetrol. Su objetivo es optimizar el desempeño energético de la organización y, de esta forma, reducir el consumo de energía y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La implementación del Programa inició en el segmento de producción (marzo de 2018) y posteriormente en los segmentos de refinación y transporte (septiembre de 2018). El análisis de los procesos de cada segmento se realiza con base en la norma ISO:50001, estándar internacional que define el paso a paso para desarrollar un ciclo para la gestión energética de una organización.

Para la implementación del ciclo de gestión energética, Ecopetrol estableció las siguientes etapas: i) diagnóstico, ii) construcción de líneas base y líneas meta energéticas, iii) identificación de oportunidades de mejora tecnológicas y de control operacional, iv) evaluación de oportunidades de mejora y construcción de casos de negocio, y v) definición de iniciativas para materializar los beneficios esperados.

De acuerdo con lo establecido en el decreto 1076 de 2015, los residuos o desechos se refieren a cualquier objeto, material, sustancia, elemento o producto que se encuentra en estado sólido o semisólido, o es un líquido o gas contenido en recipientes o depósitos, cuyo generador descarta, rechaza o entrega porque sus propiedades no permiten usarlo nuevamente en la actividad que lo generó o porque la legislación o la normatividad vigente así lo estipula.

Por su parte, los residuos peligrosos son aquellos residuos que por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables, infecciosas o radiactivas, pueden causar riesgos, daños o efectos no deseados, directos e indirectos, a la salud humana y el ambiente. También se consideran como residuos peligrosos los empaques, envases y embalajes que estuvieron en contacto con ellos.

Teniendo en cuenta las anteriores definiciones, la generación de residuos peligrosos y no peligrosos en 2018 fue de 195.592 toneladas. Esto representa un aumento de 37% respecto a lo generado en 2017, debido principalmente a la atención de la emergencia del pozo Lisama 158.

Durante el año 2018 Ecopetrol reestructuró la estrategia para la optimización y aprovechamiento de bienes no requeridos por la compañía y creó la Coordinación de Economía Circular, bajo la cual se apalancará la estrategia nacional dictada por el gobierno en esta materia.

En este mismo sentido, al finalizar el año se actualizó el clausulado de contratación verde de Ecopetrol, con los cual se busca que los proveedores implementen mejores prácticas ambientales y tecnologías de producción para el suministro de bienes y servicios a la empresa.

Las cláusulas deben ser incorporadas en la planeación y ejecución de todos los contratos cuyo alcance se encuentren relacionados con las mismas. Esto con el fin de asegurar el cumplimiento en materia de responsabilidad extendida a proveedores y productores enmarcados dentro de la Política Nacional de Producción y Consumo Responsable.

 

Complementary Content
${loading}