Estimulación Temprana, Proceso Indispensable en el Desarrollo y Crecimiento
  • wpadmin
  • wpadmin

Enlace Externo

Texto del enlace externo

Niños Entre 0 y 5 Años

Estimulación Temprana, Proceso Indispensable en el Desarrollo y Crecimiento

Por wpadmin, última actualización 17 sept. 2014

Los estímulos adecuados y oportunos que se hacen con amor, dedicación, tolerancia y paciencia, permiten que los niños creen habilidades que resultan imprescindibles en su vida, y que alcancen un desarrollo con gran variedad de posibilidades.

 
¿Quién debe participar en este proceso? La estimulación temprana puede ser realizada por los adultos cuidadores en el hogar del menor. Sin embargo, recuerda que los padres son el primer y más valioso referente de aprendizaje para los hijos.
 
Claves de estimulación y desarrollo esperado
 
Bebés de 1 a 6 meses
Clave. Cambie al niño de posición cuando esté despierto y activo. Fortalezca el vínculo afectivo amamantándolo, hablándole y atendiendo sus necesidades con afecto y paciencia. Permita que juegue, descubra su cuerpo y se lleve objetos a la boca, siempre que estos no impliquen riesgo de asfixia, intoxicación o atoramiento.
 
Desarrollo esperado. El bebé trata de dominar su cuerpo. Al llegar a los seis meses controla su cabeza, gira sobre sí mismo y se sienta con apoyo. Sonríe, sigue objetos y personas con la mirada, reacciona a sonidos y balbucea. En esta etapa es normal que hale el cabello o la nariz de quien lo carga. Su sonrisa, llanto, miradas y gritos tienen la intención de comunicar sus emociones a las personas más allegadas.
 
 
Niños de 6 a 12 meses
Clave. Deje al alcance del bebé algunos objetos llamativos para que los manipule libremente. Permita que se mueva y trate de desplazarse por sí mismo. Háblele claro y responda a sus balbuceos, gritos y risas. No presione al niño para que sea simpático con los desconocidos. Durante esta etapa, uno de los mejores juegos para la estimulación es el de las escondidas.
 
Desarrollo esperado. El niño logra sentarse, arrastrarse, gatear y dar pasos con ayuda. Coordina muy bien el mirar con el coger y comienza a explorar el mundo por sí mismo. Su imagen corporal se va complementando poco a poco y la reconoce en el espejo. Las diferentes posiciones (acostarse, sentarse, pararse) le permiten descubrir sus genitales; así que en los cambios de pañal o al bañarse, tratará de mirar y tocar esta parte de su cuerpo.
 
 
Niños de 12 a 18 meses
Clave. Lleve al pequeño a lugares donde esté en contacto con objetos y personas diferentes a las acostumbradas. Estimúlelo en todo lo que sea capaz de hacer solo. Permita que toque y conozca su cuerpo y  enséñele cómo se llaman las partes del organismo.
 
Desarrollo esperado. El niño se dedica a buscar lo nuevo y a perfeccionar la marcha hasta que sea segura y estable. Corre, patea, explora en rincones y cajones. Comienza a acompañar sus experiencias con lenguaje, mezclando pocas palabras con parloteo. Se desespera cuando los otros no le comprenden sus deseos y necesidades, expresando su frustración con pataletas y llanto. Tratará de hacer solo actividades como cepillarse y quitarse la ropa.
 
 
Niños de 18 a 24 meses
Clave. Enséñele a su hijo a compartir pero no lo presione en dar sus juguetes o alimentos si no lo desea. Ayúdelo a diferenciar conceptos como grande, pequeño algo, bajo, pesado y liviano. Acompáñelo en el control de esfínteres con paciencia y afecto. Estimula a actividad física.
 
Desarrollo esperado. En esta etapa los niños son muy activos y sienten la necesidad de experimentar en espacios diferentes a su casa, que le permitan trepar, saltar, dominar el equilibrio y correr. Comprenda y plantee nuevos juegos que le ayuden a solucionar problemas y situaciones. Su lenguaje aumenta; nombra objetos y trata de formar frases. La mayoría de los niños y niñas están preparados para afrontar el aprendizaje del control de esfínteres. No siempre es amable con los otros niños, sin que esto signifique que será egoista.
 
 
Niños de 2 a 3 años
Clave. Ofrézcale al niño juegos de ensamblaje simples. A esta edad los pequeños disfrutan los juegos de empujar o musicales. Léale en forma regular, esta es una buena costumbre antes de acostarse. Usa libros ilustrados para aumentar la expresión verbal y la capacidad de escuchar. Hable con su hijo durante las comidas.
 
Desarrollo esperado. El niño se agacha y se levanta sin dificultad, se mantiene en cuclillas sin caerse, corre, construye torres con objetos, imita una línea circular, salta con los dos pies y sube y baja escaleras alternando los pies. Pregunta ¿qué es esto?, usa frases y comprende órdenes sencillas. Le gusta hacer las cosas sin ayuda. Juega con muñecos.
 
 
Niños de 3 a 4 años
Clave. Lleve a su hijo a jugar con otros niños para que pueda aprender a escuchar, tomar turnos y compartir. Promueva una mayor coordinación física, por ejemplo, acompañándolo a saltar con ambos pies. Ayúdelo a desarrollar sus habilidades de lenguaje a través de libros, juegos, cantos, matemáticas y actividades artísticas. Enséñele canciones.
 
Desarrollo esperado. En esta edad se incrementa considerablemente su vocabulario. Mantiene por más tiempo su atención en las actividades que realiza. Le produce placer ejecutar acciones motrices que involucren caminar, correr, trepar, lanzar, etc. Le gusta realizar juegos como ser bombero, policía, doctor. Se para sobre un pie y puede construir torres con diez objetos. Le gustan los juegos en grupo y espera su turno para participar.