¿Por Qué Tengo Acné?
  • wpadmin
  • wpadmin

Enlace Externo

Texto del enlace externo

Jóvenes Entre 15 Y 25 Años

¿Por Qué Tengo Acné?

Por wpadmin, última actualización 18 sept. 2014

Si eres adolescente o estás embarazada es muy probable que tengas granitos en tu cara, espalda, cuello, hombros o pecho; la razón de estos granitos se debe a los cambios hormonales que estás experimentando, los cuales hacen que se afecte el folículo pilo-sebáceo de tu piel, se obstruyan los poros y aparezcan espinillas, ´barros´ y abscesos inflamados e infectados.

 
Además de los cambios hormonales, los granitos también se relacionan con la actividad excesiva de las glándulas sebáceas que acumulan grasa, células muertas de la piel y bacterias. Otras causas pueden ser:
  • Factores hereditarios.
  • Comenzar o dejar de usar métodos anticonceptivos hormonales.
  • Tomar medicamentos como: barbitúricos, coticosteroides, quinina, isoniacida, litio, inmunosupresores o esteroides anabólicos.
  • Utilizar cierto tipo de maquillaje.
Cinco claves para saber qué hacer con el acné
 
  1. Lava la piel de tu cara y demás áreas propensas al acné cuidadosamente y con un limpiador suave y dermatológico en las mañanas y en las noches. Si has sudado por ejercicio, calor o trabajo, lava de nuevo para evitar que el sudor bloquee los poros y empeore el acné. Recuerda que la limpieza excesiva también puede causar daños como resecar la piel o irritar el acné existente.
     
  2. Si usas productos para la piel como lociones o maquillaje, elige los que no bloqueen los poros, es decir, que sean ´no comedogénicos o no acnegénicos´.
     
  3. Si utilizas la ca o gel para el pelo aplícalos lo más lejos posible de la cara. Muchos de estos productos contienen aceites que pueden empeorar el acné. Utiliza productos a base de agua.
     
  4. Si tienes acné en zonas como pecho o espalda evita la ropa ajustada ya que puede rozar la piel y causar irritación.
     
  5. Por más que resulte tentador reventar o apretar los granos esta no es la solución al problema ya que puedes diseminar el material infectado al resto de la piel, causar más inflamación y enrojecimiento e incluso dejar cicatrices permanentes. 
Tratamientos
Para algunas personas los productos de venta libre son suficiente para combatir el acné, pero si no te funcionan lo mejor es consultar a tu médico general.
 
Si estás tomando un medicamento formulado contra el acné, debes terminar el tratamiento aún si tu piel mejora, a menos de que el dermatólogo indique que puedes abandonarlo. El abandono prematuro del tratamiento puede causar la reincidencia del problema.
 
Ten en cuenta que una alimentación balanceada y una adecuada rutina de ejercicio te puede ayudar. Incorpora a tu dieta minerales y vitaminas presentes en frutas y vegetales.