Ejercicio Y Sana Alimentación: Las Claves Para Tener Un Cuerpo Saludable
  • wpadmin
  • wpadmin

Enlace Externo

Texto del enlace externo

Jóvenes Entre 15 Y 25 Años

Ejercicio Y Sana Alimentación: Las Claves Para Tener Un Cuerpo Saludable

Por wpadmin, última actualización 18 sept. 2014

Tener un cuerpo sano y armonioso requiere de una sana alimentación y ejercicio diario. Fórmulas como dejar de comer o hacer dietas extremas están pasadas de moda, la nueva estrategia es tener hábitos saludables.

 
Practicar hábitos saludables en familia no solo te permite tener el cuerpo que quieres sino que además reduce considerablemente las posibilidades de enfermarse, mejora la calidad de vida y es una inversión de salud a largo plazo.
 
Tener hábitos saludables es la clave del éxito para ti que estás en la adolescencia, la cual es una etapa especialmente vulnerable en la que el organismo sigue madurando y experimenta una aceleración en su crecimiento. Por lo que, la alimentación es importante para tener los nutrientes necesarios que permitirán que tengas una adolescencia sana y prevenir futuras patologías como la obesidad o la osteoporosis.
 
Top Ten para mantenerte saludable:
 
1. Una alimentación saludable comienza con cinco comidas al día. El desayuno es la primera comida del día que nos ayuda a afrontar la jornada con energía. Nos servirá para rendir mejor física e intelectualmente.
 
2. Fija horarios para cada comida. Establecer horarios para la alimentación favorece el metabolismo.
 
3. Planea las comidas con antelación. Así serán más equilibradas y completas, puedes diseñar un menú semanal.
 
4. Comparte al menos una comida con tu familia. Diseña comidas más originales y apetecibles, recuerda que la monotonía en la mesa produce insatisfacción e induce a picar entre comidas.
 

 

5. Evita las comidas rápidas. Limitar al máximo la comida rápida y los productos empaquetados es importante, pues contienen grasas y calorías en exceso.
 
6. Disfruta de la comida, pero come menos. Tómate el tiempo para disfrutar plenamente de tus comidas. comer demasiado rápido o fijar tu atención en otra situación te puede hacer consumir demasiadas calorías.
 
7. Consume tres veces al día productos lácteos. Bebidas como leche, yogur y kumis, así como el consumo de queso, es bueno para tu organismo, también come cinco porciones de frutas y verduras de distintos colores.
 
8. Come pescado y granos como fríjoles, garbanzos, lentejas entre otros, una o dos veces por semana. Estos alimentos contienen proteínas, minerales y vitaminas, además previenen las enfermedades.
 
9. Elige alimentos bajos en grasa. Consumir grasas saturadas, incluyendo las trans, aumentan el nivel de colesterol y el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.
 
10. Reduce el consumo habitual de azúcar y sal. El azúcar aporta muchas calorías, favorece al aumento de peso y produce caries. Toma de 6 a 8 vasos de líquido al día. Esto incluye el agua de todos los alimentos líquidos como leche, té, café, sopas y demás bebidas.