Mapa del Sitio
 
 
Carta Petrolera
EDICIÓN 118
febrero de 2008


 

El ABC de esta herramienta geofísica

‘ECOGRAFÍA’ BAJO EL MAR

Este artículo cuenta cómo se realiza una de las tareas más complejas en el mundo petrolero actual: la sísmica marina.


Por Carlos Guerrero (PhD).
Gerente de Prospección de Ecopetrol

El método sísmico consiste en hacer penetrar energía al subsuelo. Esta energía viaja dentro de la tierra a cada una de las capas de roca y parte de esa energía es reflejada en cada contacto entre rocas con diferentes características físicas y es recibida en la superficie por medio de dispositivos que captan esta energía. Es el mismo efecto que se produce en la generación de ecos y en general es la misma técnica utilizada para hacer ecografías en medicina.

Cuando se adquiere información sísmica en tierra, los tipos de fuente de energía más usados pueden ser dinamita, la cual se introduce en pozos de aproximadamente 10 metros de profundidad, o se usan camiones “Vibraseis”, los cuales vibran a determinadas frecuencias.

En cuanto a los receptores se usan unos dispositivos conocidos como geófonos, los cuales registran y llevan las perturbaciones generadas por estos ecos y son grabadas en medios magnéticos. Luego de que termina toda la adquisición, la información es llevada a un Centro de Procesamiento Sísmico. En estos sitios y con la ayuda de computadores de alta capacidad y aplicando algoritmos matemáticos, los datos se convierten en secciones sísmicas, las cuales son posteriormente interpretadas buscando oportunidades exploratorias de interés, que eventualmente pueden ser perforables.

En cuanto a la sísmica adquirida en el mar (offshore o mar afuera), las fuentes de energía cambian, ya que se usan pistolas de aire. Estos dispositivos no son más que unas cámaras en las que se almacena aire a alta presión, el cual es liberado mediante un pulso controlado desde computadores. Esta burbuja produce una onda de sonido que viaja por el agua y luego penetra en el fondo marino.

En cuanto a la colocación de los receptores, se puede clasificar la adquisición sísmica marina en tres tipos fundamentales: streamers, OBC y LOFS. La primera técnica consiste en colocar los receptores dentro de cables que pueden tener una longitud cercana a los 8.000 metros; estos streamers van sumergidos en el agua aproximadamente siete metros y se mantienen a esa profundidad fija durante toda la adquisición.

La segunda, conocida como OBC (por sus siglas en inglés Ocean Bottom Cable), deposita los cables en el fondo del mar, y los cables pueden ser arrastrados por un barco sobre el fondo marino. Y por ultimo LOFS (por sus siglas en ingles Life of Field Seismic), en la que los receptores son sembrados en el fondo marino y se dejan permanentemente, como su nombre lo indica, por toda la vida de la producción del campo.

Tanto la tecnología de streamers como OBC son desarrolladas para adquisición sísmica en busca de oportunidades exploratorias o para interpretaciones que permitan un mejor detalle de los reservorios, mientras que LOFS es usada para monitoreo de los campos en producción, mejoramiento de producción así como para rejuvenecimiento de campos.

Los parámetros con los que se debe hacer la adquisición de los datos sísmicos, así como el tipo de tecnología a usar, es el resultado de un cuidadoso análisis del tipo de problema a resolver y los datos que permitan un mejor entendimiento del subsuelo.

Por último, cabe anotar que aunque la información sísmica es la herramienta geofísica más sofisticada y por tanto la más costosa, no es la última ni la mejor solución sino que es necesario integrar la mayor cantidad de tecnologías para obtener la respuesta más robusta en el entendimiento del subsuelo.

 
   
© 2005 ECOPETROL S.A. Derechos Reservados.
Bogotá D.C. Edificio Principal Cr 13 No. 36 - 24
Conmutador 2344000 - Fax 2344099
Powered by:Axesnet S.A.
 
Colombia es pasión
TLC
Gobierno en Línea
Alca
Colombiemos
Ministerio de Comercio, Industria y Turismo