Mapa del Sitio

Carta Petrolera
EDICIÓN 110 octubre - noviembre


 

 

TUBO SIN FRONTERAS

Por estos días, la República de Costa Rica está en el proceso de adjudicación de una de las primeras obras del más importante proyecto de infraestructura en el nuevo siglo: la construcción de 150 kilómetros de tubería y tres estaciones de bombeo para el transporte de combustibles hacia el centro del país.
Se trata del poliducto Limón-La Garita, que atraviesa todo el país, conecta los puertos sobre los océanos Atlántico y Pacífico y garantiza que la demanda de combustibles durante los próximos 20 años sea cubierta de manera satisfactoria.
La obra no pasaría de ser parte del principal proyecto que tienen los ‘ticos’ para renovar y ampliar su actual sistema de transporte de hidrocarburos, si no fuera porque en la concepción técnica de la obra han estado ingenieros colombianos de la Vicepresidencia de Transporte de Ecopetrol.
Y es que el hecho de contar con más de 6 mil kilómetros de tubos de diferentes diámetros que suben pendientes con ángulos insospechados o que atraviesan lugares geológicamente complejos o que son objetos de ataques sin que se afecte el suministro de combustibles, ha hecho que Ecopetrol gane reputación en varios escenarios internacionales como una empresa experta en el manejo de su red de transporte de petróleo y derivados. Ese know how ha hecho que, por ejemplo, algunas empresas petroleras de países vecinos se hayan mostrado interesadas en conocer las experiencias y aprender del conocimiento que Ecopetrol posee en el área de mantenimiento de tuberías y tanques.
Ese interés se materializó con la petrolera estatal de Costa Rica (Recope), con la cual se tiene suscrito un convenio de asesoría técnica a través del cual Ecopetrol ha brindando toda la cooperación necesaria para estructurar algunos proyectos de optimización de la infraestructura de transporte de combustibles del país centroamericano.
En el marco de ese convenio, durante 2003 personal de la Gerencia Técnica de la Vicepresidencia de Transporte (VIT) colaboró en el diagnóstico del mantenimiento preventivo de las tuberías y tanques de almacenamiento de propiedad de Recope.

EN TIERRA ‘TICA’

Para llevar a cabo el convenio de cooperación se establecieron diferentes agendas de trabajo que incluyeron intercambio de información por internet y asesorías teóricas en procedimientos de protección de las tuberías y los tanques. Pero quizás el aporte más significativo fue el trabajo en campo que realizaron delegados de ambas empresas.
Por parte de Ecopetrol, el ingeniero Miguel A. Ramírez tuvo oportunidad de recorrer buena parte de los 220 kilómetros de tubería y las plantas que conforman el sistema de trasiego de combustibles de Costa Rica.
Allí pudo realizar un diagnóstico de primera mano de aspectos como los sistemas de protección a la corrosión de tuberías y tanques y los planes de mantenimiento preventivo y correctivo de estos equipos y sus componentes.
Como resultado de las visitas, se generó una serie de recomendaciones que se han puesto en práctica y se compartió información sobre las más innovadoras tecnologías usadas en Colombia para el diagnóstico y ajuste de los sistemas para el control de la corrosión de las tuberías y tanques, a fin de llevar a cabo un efectivo programa de mantenimiento preventivo.

TRABAJO INTEGRAL

Desde hace cerca de un lustro, un equipo de trabajo liderado por Luis Eduardo Flórez, de la Dirección General de Planeación, y del cual participaron Rosa Cárdenas, de la Vicepresidencia Financiera, y varios ingenieros de la VIT como Miguel Ramírez, Ricardo Giraldo, Augusto González, Jaime Salazar y Rafael Ortiz, entre otros, brindó la asesoría integral a Recope en la formulación de los términos de referencia, tanto administrativos como técnicos, y en la capacitación en temas referentes a las especificaciones técnicas, compras, interventoría y construcción.
Con toda esta transferencia de tecnología suministrada, Recope procedió a abrir la licitación del poliducto a construir y que hoy en día ya está comenzando a ser una realidad en la nación Centroamericana. De igual forma, un equipo de representantes de Recope estuvo en Colombia conociendo las principales plantas de transporte, evaluando el funcionamiento de la operación local y remota que se aplica en las estaciones y líneas de poliductos y recogiendo valiosa información para aplicar en proyectos como el que se desarrolla en la actualidad.
De esta forma, la experiencia de más de 50 años que tiene Ecopetrol en el manejo y operación de su red de oleoductos y poliductos ha servido de ejemplo para un país vecino.
Al fin y al cabo esos serpenteantes tubos de acero no solo son los encargados de conducir los combustibles de consumo masivo en campos y ciudades de cualquier país, sino que constituyen un patrimonio valioso: suministrar los materiales y construir un kilómetro de tubería de 12 pulgadas de diámetro puede costar en promedio US$320 mil.



 

créditos subir ECOPETROL • Carta Petrolera - EDICIÓN 110 octubre - noviembre
 
Gobierno en Línea
Alca
Colombiemos Ministerio de Comercio, Industria y Turismo